mayo 21, 2016

Misión, visión y objetivos


Hay muchas formas de definir a Entre Tiempos: librería, centro de divulgación, espacio cultural, salón de muestras... Hasta "museo" o "templo sagrado" nos han dicho. Y es cierto: somos una mezcla de todo eso. Pero la idea es ser mucho más aún. Es no sólo ofrecer, sino también producir, estimular y mejorar la calidad de todo tipo de investigaciones, material, eventos y actividades con relación a la historia del fútbol.

Por eso, si nos preguntan cómo preferimos definirnos, la respuesta es "USINA DE CULTURA FUTBOLERA". De la vieja cultura futbolera, por supuesto. La verdadera. No ésta del "aguante" y la farandulización de las últimas décadas, sino aquella que tiene que ver con el SABER. Saber de los fundamentos de este deporte, de sus equipos y figuras actuales, pero también de su pasado.

Si nos preguntan por nuestro principal objetivo, justamente, responderemos que es recuperar y poner al alcance de todos ese saber que es parte insoslayable de nuestro acervo cultural y del propio patrimonio de los clubes. Y a su vez, complementarlo, corregirlo y fortalecerlo con nuevos saberes más profundos, interesantes y cercanos a la verdad.

Sin dudas, se trata de una tarea difícil en estos tiempos. Pero bien vale la pena. Porque, paradójicamente tratándose de historia, hay mucho nuevo por hacer en relación con esta temática. Y porque gracias a los recursos con que contamos tras casi 30 años de experiencia en la materia, a los avances tecnológicos y a la existencia de un espacio como el nuestro, ahora por fin PODEMOS HACERLO del modo en que tantas veces lo soñamos. Porque, ante todo, eso es Entre Tiempos: un LUGAR SOÑADO.

febrero 19, 2016

Taller de Investigación Histórica sobre Fútbol


Fútbol, historia, estadística, literatura, periodismo, investigación y cultura popular: todo eso se combina en el Taller de Investigación Histórica sobre Fútbol que, a partir de marzo ofrecerá Entre Tiempos en sus instalaciones ubicadas en Salta 1108 (casi esquina Humberto Primo), en el barrio porteño de Monserrat.

Ideado y dictado por el autor de este blog, el Taller permite explorar de un modo novedoso, integral y ameno la historia del fútbol y las posibilidades de producción periodística, literaria y cultural al respecto, gracias al empleo de una metodología creada especialmente a esos fines y una multiplicidad de recursos claramente disruptivos en el campo de la investigación sobre temas como el origen de los clubes, las trayectorias de jugadores y los grandes equipos del pasado.

Si bien cualquier interesado puede participar, este programa de capacitación apunta especialmente a periodistas, estudiantes de periodismo, historiadores e investigadores aficionados, que no sólo encontrarán en el Taller una plataforma de excelencia para la búsqueda, organización y producción de datos, estadísticas o material histórico sino, además, herramientas concretas para profundizar de un modo inédito en las temáticas en cuestión generando todo un nuevo tipo de industria al respecto.

Para ello, se buscará valorizar, aprovechar y difundir como corresponde un riquísimo acervo periodístico, literario y cultural, que comienza hoy a estar disponible para todos gracias a las nuevas tecnologías y, fundamentalmente, a la existencia de un lugar como Entre Tiempos.

Además de realizar un gran acopio de datos, textos o publicaciones aún muy difíciles de encontrar, a lo largo de sus cuatro meses de duración el Taller posibilitará, en base a una división en etapas del proceso de trabajo y a las consignas elaboradas para cada una por el coordinador, incorporar una innovadora metodología y recursos prácticos también muy novedosos con el fin de abordar de la manera más completa y rigurosa cualquier investigación, sin pasar por alto ninguna de las fuentes que deban consultarse y organizando el material obtenido de modo de sacarle el máximo provecho.

Se trata, en definitiva, de revolucionar la forma de producir periodismo, literatura y cultura en relación con la historia del fútbol, cuestionando todo lo establecido -en muchos casos erróneamente- por relatos parciales, míticos, superficiales o fundados sólo en el saber popular, pero intentando asimismo rescatar y reflejar claramente las dimensiones humanas, sociales, culturales, políticas y económicas de cualquier acontecimiento o fenómeno futbolístico.

Para mayor información y reserva de vacantes, escribir a entretiemposfutbol@gmail.com

agosto 05, 2015

Entre Tiempos: un lugar soñado

Una nueva era empieza en la Argentina para todos los amantes de la historia y las estadísticas del fútbol. Creado y dirigido por Esteban Bekerman (periodista con 28 años de trayectoria profesional y autor de este blog), acaba de abrir sus puertas Entre Tiempos, el primer y único espacio cultural porteño dedicado al pasado del deporte más popular.

 
Ubicado en Salta 1108 (barrio de Monserrat), a muy pocos pasos de la sede de Futbolistas Argentinos Agremiados, el lugar cuenta con la primera librería especializada en historia del fútbol de Buenos Aires, en la que los interesados en el tema podrán encontrar y comprar obras de gran calidad investigativa que hoy resulta imposible hallar en librerías tradicionales.

El espacio también ofrece la posibilidad de consultar libros, revistas, documentación y recortes de mucho valor histórico en un sector con biblioteca, hemeroteca y archivo, al que periodistas, historiadores o investigadores aficionados tendrán la posibilidad de concurrir para buscar ese material o esos datos que siempre quisieron.

Asimismo, Entre Tiempos brindará distintos programas de capacitación presenciales y online, como un Taller de Investigación Histórica sobre Fútbol que su creador viene dictando desde 2005 con marcado éxito y que ya ha dado lugar a la aparición de trabajos muy novedosos en la materia.

Próximamente, el emprendimiento tendrá también su propia revista-libro, de características únicas en el mercado argentino por la profundidad y el vuelo literario con que encarará cuestiones históricas prácticamente desconocidas, o bien tocadas sólo superficialmente hasta ahora.

Tal publicación se podrá adquirir en formato impreso o digital mediante el pago de una suscripción que dará beneficios adicionales muy interesantes, como la posibilidad de recibir, consultar y solicitar material bibliográfico y de archivo en las instalaciones de Entre Tiempos u online.


Horarios de atención al público:
Lunes, miércoles y jueves de 15 a 21 horas.
Para concurrir en otro momento, combinar visita escribiendo a entretiemposfutbol@gmail.com

Fanpage de Facebook:
(dale "Me Gusta" y accedé a descuentos en libros y demás material histórico)

Twitter:
@entretiempos_ar

POR FAVOR DIFUNDIR

julio 15, 2014

El problema es el Messianismo

A mi entender, el bajón de Lionel Messi en los partidos de "knock-out" del Mundial 2014 no pasa por lo anímico, lo futbolístico ni lo físico, sino por la presión. Su propio  padre ya había dado algún indicio en ese sentido, al admitir que sus vómitos tienen que ver con "el estrés".

Lo innegable salvo que uno vea una realidad paralela es que en la fase de grupos -e incluso si se quiere contra Suiza- Messi fue un jugador, y en los partidos contra Bélgica, Holanda y Alemania otro bien distinto. O sea, objetivamente a medida que fue creciendo la importancia de los encuentros o la dificultad de los rivales su nivel decayó, como si la responsabilidad lo abrumara. ¿No será la solución entonces quizás sacarle un poco de peso a esa mochila que lleva encima, y no diseñar formaciones o meter cambios exclusivamente para que él rinda como si fuera lo único que puede hacer ganar al equipo?

Claramente eso fue lo que pasó con Alemania: Sabella confió más en Messi que en el equipo, y por eso metió cambios que tal vez -tal vez- eran lo mejor para que Messi rindiera, pero con los que no sólo no logró levantar su producción sino que, por un lado (léase ingreso de Agüero), claramente atentó contra el buen rendimiento que Argentina había tenido en el primer tiempo al privarla del que había sido el mejor jugador de esos 45 minutos (Lavezzi), y por otra parte (ingreso de Gago) generó un desbalance defensivo dejando muy descuidada la punta por la que llega el gol alemán.

O sea que por confiar más en Messi que en el equipo se sacrifica al equipo para que rinda Messi, sin que Messi justifique en ningún momento de la final -ni de los dos partidos anteriores- ese sacrificio. Repito entonces: ¿no será la hora de tratarlo como a un ser humano, que puede tener sus momentos brillantes y otros no tan buenos, o de apostar a un equipo antes que a un genio que nos salve?

En el caso de los alemanes, estoy seguro de que jamás siquiera se harían esta pregunta: por idiosincrasia y tradición apuestan a lo colectivo, aún cuando no les han faltado luminarias futbolísticas precisamente. En la Argentina, en cambio, eso de esperar un salvador prácticamente está en nuestro ADN. Y el fútbol, se quiera o no, es un juego colectivo. Como demostró muy bien el Barcelona de Guardiola, donde Messi exhibió su mejor versión acaso justamente porque nadie le pidió nunca que salve nada sino sólo que hiciera lo suyo acoplándose -y sumiéndose- a un plan colectivo bien claro en el que el ataque es una consecuencia natural del juego, y no de la inspiración individual de un genio.

noviembre 14, 2013

Quién soy, qué hago

Soy un periodista con 27 años de trayectoria ininterrumpida en el medio y en particular en la gráfica, si bien trabajé también mucho en radio e hice algo en TV. Ante todo me considero una persona proactiva, que constantemente busca explorar nuevos caminos dentro de su profesión y en la docencia. Prueba de esa inquietud es que, paralelamente a mi trayectoria trabajando para terceros (ver mi currículum aquí), participé muy activamente de la creación de varias publicaciones propias y ajenas, aportando ideas novedosas además de mi trabajo específico como editor periodístico.

Si bien me desempeñé en todo tipo de medios, soy un apasionado por la historia del fútbol, tema sobre el que vengo desarrollando continuamente varios proyectos periodísticos y académicos muy novedosos. Cuento al respecto con muchísimo material de archivo y bibliográfico, lo que me permitió publicar varios trabajos inéditos en la materia como el libro "Diccionario Velezano (1931-1996)". Asimismo, he creado y modero el grupo de Facebook "Historia y Estadísticas del Fútbol", la más importante comunidad de habla hispana en su género con más de 14000 miembros de todo el mundo.

También son creaciones mías la cátedra de Historia del Fútbol Argentino y el seminario "Historia de la Selección Nacional Argentina de Fútbol" que dicto desde 1997 y 2010 respectivamente en la Escuela del Círculo de Periodistas Deportivos de Buenos Aires, así como un Taller de Investigación Histórica y Estadística sobre Fútbol que he dictado en diversos centros y ha servido como plataforma para trabajos muy novedosos, de próxima publicación.

Especialidades: Edición integral de revistas y websites. Producción multimedia. Tareas periodísticas en general. Diseño y realización de ciclos, charlas, talleres, seminarios y cursos en relación a la historia del fútbol. Elaboración de proyectos turísticos y culturales que aborden el fenómeno futbolístico en la Argentina. Producción de informes y estadísticas sobre fútbol. Obtención de material histórico. Moderación de comunidad virtual.

marzo 26, 2010

El Boca-River del Mercosur

Al final, no llegó el esperado gol número 219 de Palermo en Boca. Sin embargo, este último superclásico igualmente encerró un importante récord. Y no precisamente el de haber sido "el más largo de la historia" como metafóricamente lo calificaron parafraseando al genial Osvaldo Soriano, sino uno bien real: fue el que más jugadores de distintas nacionalidades reunió en toda la historia.

Concretamente, en campo boquense hubo futbolistas originarios de seis países: Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay y Colombia. Algo que no había ocurrido ni siquiera en 1961, cuando, en medio de la fiebre importadora desatada por el "Fútbol Espectáculo", estos equipos protagonizaron el superclásico con mayor cantidad de extranjeros al poner en cancha nada menos que a ¡diez!.

En ese histórico partido que terminó igualado 2-2 en el Monumental, las formaciones -escritas a la usanza en que aparecían en los diarios por aquella época- fueron las siguientes:

RIVER PLATE: Carrizo; Ramos Delgado y Etchegaray; Lombardo, Varacka y Schneider; Domingo Pérez (uruguayo), Moacir (brasileño), Pepillo (español), Delem (brasileño) y Roberto (brasileño).

Domingo Pérez, Delem, Moacir, Pepillo y Roberto: delanteros del River '61.
BOCA JUNIORS: Roma; Rico y Marzolini; Víctor Benítez (peruano), Rattin y Orlando (brasileño); Nardiello, Dino Sani (brasileño), Valentim (brasileño), Maurinho (brasileño) y Yudica.

Maurinho, Dino Sani y Valentim. Sólo este último triunfó en Boca.
En síntesis, esa tarde hubo jugadores de cinco países distintos: Argentina aportó 12, Brasil 7, Uruguay 1, Perú 1 y España 1.

Esta vez, en cambio, con la mitad de extranjeros que en aquel partido de 1961 las nacionalidades representadas fueron como quedó dicho seis, ya que además de los argentinos jugaron para Boca un chileno (Medel), un colombiano (Bonilla) y un brasileño (Luiz Alberto), mientras que por River lo hicieron un uruguayo (Juan Manuel Díaz) y un paraguayo (Rodrigo Rojas).

Además, fue curioso que justo en un superclásico Boca jugara por primera vez en su historia con dos zagueros centrales no sólo extranjeros, sino de distintas nacionalidades como los mencionados Bonilla y Luiz Alberto. En 1934, el club de la Ribera fue campeón con otra pareja de centrales íntegramente extranjera (Moysés y Bibí), pero ambos eran oriundos de Brasil.

Para colmo, los dos goles de Gary Medel también representaron algo totalmente inédito, ya que nunca un chileno había logrado marcar por partida doble en un Boca-River ni convertir para los xeneizes contra los de la banda. Un dato no sólo pintoresco, sino también demostrativo de un fútbol que cada vez necesita recurrir más a figuras de países vecinos para compensar la falta de propias. Y en el que cualquier Medel es Gardel.

marzo 17, 2010

El error de "El Secreto de sus Ojos"

Primero aclaro que, como digo en el audio que podrán escuchar a continuación, no se trata de un descubrimiento mío, sino que lo hizo la revista "Un Caño". Así y todo, creo que mi columna del viernes pasado para "Todos Atrás" tiene algunos datos interesantes y ya sí inéditos sobre quien fue la víctima del error al que hace referencia el título: Néstor Leonel Tola Scotta. Es decir, el hermano del Gringo Scotta que aparece mencionado en el relato en off de esa impresionante escena en cancha de Huracán que, a mi juicio, vale por sí sola la entrada que pagué para ver "El Secreto de sus Ojos", más allá de que la película en general también me gustó. ¿Y a vos?

febrero 15, 2010

Genial Panzeri

"Antes, el público opinaba como el periodismo o discutía con el periodismo. Hoy, el periodismo opina como el público, ha dejado de discutir con el público. Ha caducado esa hermosa polémica y lo que es peor, la polémica -cuando existe- adquiere perfiles de discordia. Se confunde la discusión con el enojo, la crítica con la censura. Entonces, el periodismo prefiere opinar como el público, halagarlo, adularlo, y he allí una de las razones por las que el comentario y el análisis de nuestras páginas periodísticas ha ido cediendo prácticamente sus antiguos espacios a la información; es decir, “lo objetivo” que recomiendan muchos jefes de página. Esta es más fácil, más cómoda, menos susceptible de rozar en el desacuerdo del consumidor"

octubre 16, 2009

Otra vez en la CNN (ahora sí con video)



Nuevamente gracias a los muchachos de la CNN de Buenos Aires, y especialmente a Daniel Mames por la muy buena captura del video.